"Trabajadoras sociales, pilares fundamentales de la información" (Dic.2013)

Cada enfermedad es un tema clínico complejo de por sí, pero además conlleva una serie de trámites administrativos que generalmente resultan engorrosos tanto para los pacientes del sistema público como para sus familiares, particularmente en lo que se refiere a lograr acceso para terapias de alto costo. Estos trámites requieren conocer muchos detalles acerca de las normativas y los procedimientos del Hospital, Ministerio de Salud y otras entidades gubernamentales, que además, van evolucionando y por lo tanto cambiando cada cierto tiempo.

Quienes están al día y conocen perfectamente estos procesos son las trabajadoras sociales, expertas en guiar a los pacientes acerca de los pasos a seguir para tramitar acceso a las terapias según su situación individual.

El 28 de noviembre de 2013 se llevó a cabo un taller organizado por Bristol-Myers Squibb para trabajadoras sociales en el que se destacó su labor de apoyo a los pacientes, se explicó y se comparó el estilo de trabajo de distintos hospitales, compartiendo experiencias y diferencias.

Norma Bravo, trabajadora social del Hospital San Borja, expuso en detalle el rol coordinador que ella y sus colegas cumplen a diario, definiéndose profesionalmente como “herramientas”, por el nexo que realizan al estar en medio del doctor, el paciente y las instituciones de salud como Fonasa.

Destacó su labor explicando que “las trabajadoras sociales se involucran en los equipos de salud y en reuniones clínicas, se han ido empoderando de su rol”, apuntando a la valorización que se le ha ido atribuyendo a su trabajo con el paso del tiempo, puesto que actualmente son un miembro más del equipo de salud.

Por otro lado, Norma Bravo explicó que su función con quien padece la enfermedad es ayudarlo en un plan de acción social y financiero, ganando así, la confianza del paciente. “Los planes de financiamiento requieren de varias entrevistas y las trabajadoras sociales guían al paciente y lo informan. Activan la red para que ellos puedan tener beneficios”, profundizó.

También se detuvo para explicar procedimientos de obtención de beneficios como el Auxilio Extraordinario y el Formulario Único de Solicitud (FUS), que surge de la necesidad del hospital por comprar medicamentos que no están en la programación regular de compras. Sin embargo, hizo hincapié en que “las realidades y formas de trabajar cambian mucho en cada hospital y dependen de sus políticas internas”.

Los detalles entregados por Norma Bravo acerca de cada proceso, formularios y otros, hacen aún más destacable el trabajo de las asistentes sociales, por conocer en profundidad cada uno de ellos. Además, agregó que los pacientes pueden ir corroborando las gestiones de la trabajadora social y haciendo seguimiento a sus procesos.

Para cerrar la jornada Verónica Loyola, Director Médico del Programa Pasos, presentó detalladamente el programa, dando a conocer los objetivos del mismo y parte de la enriquecedora experiencia vivida desde sus inicios.

Hizo además un reconocimiento a la gestión realizada por las profesionales, destacando también los objetivos comunes entre el Programa Pasos y la labor de las trabajadoras sociales, finalizando así una interesante reunión en la que las asistentes pudieron comparar procedimientos de cada hospital, compartir experiencias individuales y aprender sobre sus puntos de encuentro con el Programa Pasos.

Fuente: Programa Pasos Chile - Dic.2013