"Adherencia : Abandono del tratamiento durante las vacaciones" (Ene. 2014)

Las ganas de descansar se hacen inminentes durante este período del año, pero ¿es favorable descansar incluso de los tratamientos?

Durante las vacaciones, los cambios en la rutina diaria ocurren prácticamente en todos los casos, ya que ayudan a que las personas se distraigan y descansen de su esquema cotidiano. Sin embargo, este escenario resulta poco favorable cuando se produce un desorden en el tratamiento de enfermedades crónicas.

Rodrigo Nieto, Químico Farmacéutico de la Universidad de Chile y Gerente General de Farma eRP, es quien nos guía en el desarrollo de este tema.

¿En qué medida los pacientes descuidan sus tratamientos durante los meses de verano?

Es posible esperar que los cambios en la rutina diaria o en los horarios de las actividades regulares, como los que ocurren durante las vacaciones, impacten en la adherencia a tratamientos, en particular en aquellos fármacos de toma diaria.

Aunque para todos la época de vacaciones es siempre bienvenida, estos cambios de horario y la distancia al lugar habitual de compra del medicamento, puede afectar los horarios de toma, la disponibilidad del medicamento o la fecha esperada de administración en caso de fármacos con frecuencias mayores.

Por otro lado, hay un concepto asociado más importante que se denomina "vacaciones del medicamento", que puede ser más complejo y que está presente todo el año. Este concepto se refiere a aquellos períodos en que el paciente decide darle "vacaciones" a su tratamiento sin consultar con su médico tratante y deja el fármaco por un período de tiempo. Este comportamiento de no adherencia puede implicar postergar la administración de un medicamento 3 o 4 veces al año, o varios días al mes. Aunque estas "vacaciones" del tratamiento puedan parecer menores, su impacto puede ser relevante para la salud del paciente.

¿Cuáles son las principales justificaciones de los pacientes que dejan de lado su tratamiento en verano?

Corresponden a las razones que en general explican la no adherencia: complejidad de los esquemas de tratamiento, con varias tomas o administraciones en distintos momentos, cambio de horarios de vigilia y de rutina; preocupación por los efectos adversos; preocupación por el costo de las terapias; baja percepción de los beneficios del tratamiento; olvidos; incorrecta comprensión de las instrucciones.

¿Es posible la discontinuación un tratamiento durante un período limitado, en el caso de las enfermedades crónicas, sin consecuencias adversas?

Toda discontinuación de un tratamiento crónico solo puede ser determinado por el médico tratante, por lo que se aconseja a los pacientes que antes de cambiar cualquier aspecto del tratamiento indicado, consulten primero con su médico. En particular, las enfermedades crónicas requieren que el tratamiento sea sostenido en el tiempo, sin modificaciones salvo que el médico tratante lo determine en base al cumplimiento de los objetivos terapéuticos y del caso clínico específico.

Rodrigo Nieto agrega finalmente que “la consecuencia de la no adherencia a tratamientos es directamente el no lograr los objetivos terapéuticos que el médico y el paciente buscan”.

Para evitar lo anterior, el especialista recomienda “prever la necesidad de medicamentos en la época de vacaciones reforzando los recordatorios de toma en caso de medicamentos de uso diario, evitando cambios de horario o reprogramándolos si es necesario y planificando dispensaciones y administración de medicamentos con suficiente antelación. Siempre teniendo en mente el objetivo final de cumplir con la terapia medicamentosa, que es la salud del propio paciente”.

Fuente: Programa Pasos Chile - Ene.2014