Artritis Idiopática Juvenil (Jun.2014)

“Entrevista al Dr. Luis Francisco Lira Weldt, Pediatra - Reumatólogo Infantil y Presidente de la Sociedad Chilena de Reumatología, para el Programa Pasos realizada en junio de 2014.” Lamentablemente, la artritis reumatoide no se presenta solamente en adultos sino que también en niños. La presentación de la enfermedad en niños se denomina Artritis Idiopática Juvenil y puede afectar a niños hasta los 16 años.

La presencia de artritis idiopática juvenil (AIJ) durante los primeros años de vida es un hecho inesperado tanto para pacientes como para sus familias. El Dr Luis Francisco Lira Weldt, especificó una serie de focos principales de la enfermedad. Para comenzar, el especialista explica que “la Artritis idiopática juvenil corresponde a un grupo de entidades que tiene como expresión común el compromiso inflamatorio articular de largo tiempo (de al menos 6 semanas), durante el cual se han descartado todas las causas más conocidas (infecciosas, traumáticas, hematológicas etc.). El término “idiopática “significa de causa desconocida y la enfermedad puede manifestarse desde pocos meses de vida hasta los 16 años”.

¿Cómo se diagnostica la AIJ?
Fundamentalmente mediante el estudio clínico, vale decir dando valor a la historia de los síntomas y al examen físico minucioso que hace el médico. Esto se complementa con exámenes de laboratorio específicos y estudio radiológico y ecográfico de las articulaciones.

¿Afecta en mayor intensidad que una AR común al presentarse a una edad más temprana?
Todo dependerá de lo temprano que se plantee el diagnóstico y del inicio de tratamiento precoz. También incide en el pronóstico el número de articulaciones involucradas. A mayor número de articulaciones inflamadas el pronóstico será más severo.

Además, también influye si dentro de los exámenes específicos que se tomen al paciente, puede detectarse presencia de Factor Reumatoideo positivo, Anticuerpos antinucleares positivos o HLA B27 positivo.

¿Cuáles son sus tipos?
En este momento se consideran siete categorías de AIJ que son:
- Forma Sistémica: son artritis que cursan con fiebre mas de 2 semanas, manchas el cuerpo, derrame en el corazón etc.
- Poliarticulares FR (-): artritis de 5 o mas articulaciones que no tienen factor reumatoideo a los exámenes
- Poliarticulares FR (+): artritis de 5 o mas articulaciones que tienen factor reumatoideo presente al tomar los exámenes.
- Oligoarticulares: artritis que comprometen de 1 a 4 articulaciones.
- Artritis asociadas a entesitis: artritis que tienen inflamación en zona donde se insertan los tendones (entesis) que comprometen columna.
- Artropatía psoriática: artritis que cursan con lesiones de Psoriasis o en personas que tienen padres o hermanos con Psoriasis
- Formas indiferenciadas: son aquellas que no cumplen criterios para categorías anteriores o las cumplen para 2 o más categorías.

¿Qué importancia tiene la actividad física para los pacientes con AIJ?
Cuando un niño sufre de AIJ presenta inflamación articular que le produce dolor, alteración en la función, si afecta las extremidades inferiores lo hace cojear, etc. Estos motivos lo llevan a bajar la actividad física; lo que a su vez produce atrofia muscular y, si pasa el tiempo, se producirá rigidez articular y falta de mineralización de los huesos. Para prevenir se realiza una movilización temprana, que comienza en cuanto se tenga controlado el dolor; esta actividad física debe ser progresiva en el tiempo y constante por parte del paciente.

¿Es importante recibir ayuda psicológica considerando la edad en que se presenta la enfermedad?
El apoyo psicológico es fundamental tanto para el paciente como para su grupo familiar. Cuando se tiene el diagnóstico de una enfermedad crónica como la AIJ, es muy normal que se viva un impacto emocional que hace negar la situación, para finalmente aceptar a esta nueva condición de vida en la que hay que convivir positivamente con la enfermedad. Para todas estas etapas, la ayuda psicológica es de real importancia.

Para concluir, el Dr. Lira recomienda consultar al médico tratante frente a todo caso de dolor articular en la infancia, aumento de volumen o claudicación (cojera), además de estar atento a dolores tendinosos y musculares.

El Dr. Luis Lira aconseja “seguir las indicaciones del especialista, respetando las terapias, informándose de la enfermedad y siendo responsables de un control riguroso en el tiempo. La optima relación equipo médico-paciente ayudará a un mejor control de estos casos y a un mejor pronóstico”.

Fuente: Programa Pasos Chile - Jun.2014