Talleres para pacientes del Programa Pasos:
En el Aprendizaje de Con-Vivir con la Artritis Reumatoide. (Julio 2015)

Como parte del acompañamiento y apoyo a personas portadoras de esta patología y que forman parte del Programa, éste realiza desde el año 2010 talleres dirigidos a ellas.

El propósito es favorecer la adherencia a la terapia y acompañar a los pacientes en lo que significa poder asumir una patología crónica y un tratamiento prologado a través del tiempo explica Verónica Loyola, directora médica del Programa Pasos.

Hasta la fecha se han realizado 13 talleres coordinados por Susana Muñoz Aburto, psicóloga clínica, terapeuta familiar y directora de Serbal Centro Desarrollos Sistémicos. En estos encuentros los pacientes han abordado temáticas relacionadas con lo que significa ser diagnosticados con una enfermedad crónica, cómo la viven ellos y su entorno familiar y el duelo, entre otras.

Susana Muñoz comenta que el objetivo es “generar espacios de exploración y aprendizaje en donde los pacientes puedan desarrollar recursos personales y emocionales que les faciliten el auto cuidado y la convivencia creativa consigo mismo y con el grupo”.

Dado que los pacientes se van integrando o dejando el programa en distintos momentos, cada taller ha sido configurado como parte y todo a la vez, así pueden incorporarse a una sesión específica y para quienes han tenido la posibilidad de participar continuamente se ha transformado en un proceso.

La doctora Loyola destaca lo innovador de realizar talleres de este tipo con una mirada sistémica y en donde se trabaja desde lo grupal. “Es un espacio en el que los pacientes pueden conversar de sus emociones, de sus propios procesos de salud y enfermedad, de las limitaciones que han tenido y encontrarse con personas que están viviendo situaciones similares y de ahí pueden obtener ideas, desarrollar herramientas y aprender nuevos recorridos. Es un proceso que de alguna manera afecta no sólo a quienes asisten sino que a todos quienes integran el Programa Pasos y también al equipo que trabajamos en él”.

El grupo se ha ido convirtiendo en un espacio donde es posible compartir los temores e inquietudes más profundas, lo cual ha sido terapéutico para ellos, explica la psicóloga Susana Muñoz Aburto. “Ha sido posible abordar temas complejos tales como el miedo a la muerte, el dolor corporal y emocional, el cual se asocia a vivencias de pérdida. Compartir y reflexionar acerca de las dinámicas familiares nos ha llevado a tocar la vivencia de la enfermedad en el silencio como un modo de cuidar a otros, estrategia que los iba encerrando en un mundo de mudo dolor a cada uno de los miembros de la familia que siempre presentían lo que ocurría. En este sentido comienza a salir la voz, generando momentos de alta intensidad emocional que resuena y se metaboliza en el espacio grupal”.



Fuente: Programa Pasos Chile