Tratamientos de Melanoma Metastásico Maligno. (Dic.2015)

Las nuevas terapias inmunológicas desarrolladas durante los últimos cinco años para tratar esta enfermedad, han permitido que los pacientes puedan vivir más tiempo y que en muchos casos no progrese.

El melanoma es un tumor agresivo, maligno que puede ser diagnosticado en distintos momentos. En etapa temprana habitualmente se presenta como nevos o lunares de características singulares como color, forma, contornos difusos entre otros síntomas. Sin embargo, en estados más avanzados sus células han invadido ganglios linfáticos u otras zonas del cuerpo dando lugar a procesos metastásicos.

El tratamiento depende del tipo de melanoma, de la etapa en la que se encuentre y del estado general del paciente.

Habitualmente en etapas tempranas los profesionales a cargo del tratamiento son el dermatólogo y el cirujano oncológico.

Cuando el melanoma ha afectado los ganglios o ha hecho metástasis en otras zonas del cuerpo requiere ser tratado por un oncólogo.

Nuevas Terapias

El doctor Mauricio Burotto, jefe de oncología médica de la Clínica Alemana y hemato-oncólogo especializado en el National Cancer Institute de Estados Unidos, explica que nuevas terapias han revolucionado el manejo de la enfermedad. Especialmente en el caso de melanomas metastásicos que están en etapa avanzada. “Hace siete u ocho años cuando había metástasis el tratamiento estándar en el mundo era la quimioterapia tradicional con drogas endovenosas que destruyen indiferenciadamente células sanas y células tumorales”.

Posteriormente surgieron otros tratamientos de inmunoterapias cuyo propósito era estimular el sistema inmune como defensa ante la agresión del cáncer. Se desarrollaron terapias que estimulaban el sistema inmune generando buena respuesta sólo en algunos pacientes. Sin embargo, por ser tóxicas, difíciles de administrar y efectivas sólo para un grupo reducido de pacientes su uso se ha restringido.

En los últimos años ha habido importantes avances en el desarrollo de formas nuevas de inmunoterapia, que surgen a partir de la aparición de grupos de medicamentos que actúan sobre el sistema inmune de manera más específica y coordinada. Se trata de terapias biológicas que aumentan la sobrevida. También se utilizan otras drogas como los inhibidores de puntos de control inmunitarios, los que han demostrado ser más eficaces que la quimioterapia.

El doctor Burotto destaca que esto es un avance importante. “El uso de este tipo de tratamiento permite que uno de cada cuatro o cinco pacientes pueda controlar una enfermedad que antes era mortal. Hay un grupo de personas, que puede llegar al 20 o 25% , que se llaman los no progresores a los cinco años y que considera a pacientes que están estables en su enfermedad. Esto es mucho más que el 5% que generaban otras terapias. De este modo el melanoma metastásico se ha trasformado en una enfermedad crónica, en su tratamiento a largo plazo”.

Para el equipo médico y profesional estos adelantos requieren una forma diferente de entender el cáncer. “Actualmente estamos viendo un viraje hacia la inmunoterapia, hay muchas drogas que se están aprobando para cáncer de pulmón, melanoma y otras enfermedades, entonces las toxicidades son diferentes y las formas de evaluar los tratamientos y las respuestas también. Es muy importante el uso adecuado y racional de estas drogas, ya que hay que utilizarlas en el timing que corresponda, considerando caso a caso”.

Recurrencia del Melanoma Mestastásico

El doctor Burotto comenta que el nivel de reincidencia de esta enfermedad no es tan alto. Sin embargo, en relación a otros cánceres de piel tiene la peculiaridad que luego de haber sido extirpado el tumor y tratado, puede recurrir años después de manera muy agresiva. “No tenemos aún tecnología y métodos moleculares para determinar qué melanomas localizados en la piel y tratados con cirugía van a recurrir y dar problemas en el tiempo”.

Considerando este aspecto se recomienda que cualquier paciente a quien se le haya diagnosticado y tratado con cirugía un melanoma, por muy pequeño que fuera, tenga un seguimiento periódico con dermatólogo porque puede haber recurrencia. Esto debido a que una piel expuesta que ya hizo un melanoma puede desarrollarlo nuevamente o éste puede haber dejado células que requieren un chequeo periódico.



Fuente: Programa Pasos Chile