Fertilidad y Leucemia Mieloide Crónica . (Abril.2016)

Existe un número importante de personas que son diagnosticadas con esta enfermedad y que se encuentran en edad fértil. Para quienes desean tener hijos una opción recomendada por especialista es que antes de iniciar su tratamiento se realicen procedimientos de preservación de la fertilidad.



Para conocer más de este tema entrevistamos al doctor Patricio Donoso, ginecólogo jefe de la Unidad de Medicina Reproductiva de la Clínica Alemana, quien explica que los tratamientos realizados para enfermedades como la leucemia mieloide crónica, que requieren de quimioterapia, provocan daños en las gónadas de la mujer y el hombre afectando su fertilidad. Las posibilidades de pérdida de fertilidad pueden ser de bajo riesgo, de un riesgo moderado o elevado.

El doctor Donoso recomienda que los pacientes reciban información sobre técnicas de preservación de fertilidad antes de que inicien el tratamiento. “Es importante que se informen bien, se ha avanzado mucho en que hematólogos y médicos especialistas realicen las derivaciones pertinentes. Lo que no debiera ocurrir es que un paciente, mujer u hombre, no sea informado y después de realizarse su tratamiento para la enfermedad se dé cuenta que podría haber hecho algo antes para preservar su fertilidad. Es por eso que es relevante la guía y orientación del médico”.

Las técnicas para preservar la fertilidad deben hacerse antes de partir el tratamiento. En el caso de las mujeres que ya han tenido su menstruación se recomienda el congelamiento de óvulos, que de acuerdo a los estudios es más efectivo y seguro.

“Una vez hecho el diagnóstico la paciente es derivada rápidamente ya que se tiene poco tiempo para hacer este procedimiento, debido a que es necesario empezar pronto el tratamiento para la leucemia, habitualmente la ventana es de 10 días entre lo que se demora la estimulación ovárica y la extracción de los óvulos. Es como hacer una fecundación in vitro, se estimulan los ovarios con hormonas y se extraen unos 15 óvulos que quedan congelados sin ser fecundados”, detalla el doctor Donoso.

Después de eso se coloca un medicamento que deja el ovario en un estado de menopausia inducida farmacológicamente. Tiene una función doble, ya que protege al ovario al dejarlo en un estado supresivo por varios meses y reduce las posibilidades prácticamente a cero de que la persona se embarace.

En el caso de los hombres que tienen esta enfermedad el mayor riesgo es la pérdida de fertilidad o que el conteo espermático quede muy bajo y sea necesario hacer un tratamiento de reproducción asistida. Con ellos también se pueden realizar técnicas de preservación que consisten en dejar muestras de espermatozoides congelados antes de iniciar su tratamiento.



Fuente: Programa Pasos Chile