Actualmente hay varias opciones para el tratamiento de la LMC
En los años recientes, el tratamiento de la LMC ha cambiado. Actualmente existen muchas opciones de tratamiento:

Los medicamentos orales, incluyendo inhibidores de la tirosina kinasa, han sido recientemente aprobados debido a que ayudan a bloquear el crecimiento descontrolado de glóbulos blancos anormales. Los medicamentos orales son la terapia más común. Pregunte a su médico para obtener mayor información acerca de estos medicamentos1,3

En un trasplante de células madre, el paciente recibe dosis elevadas de quimioterapia seguidas de una infusión de células madre formadoras de sangre, donadas por otra persona quien tiene un tipo de tejido idéntico (ya sea un miembro de la familia o un donador no relacionado)1,3

La quimioterapia, la cual era el tratamiento primario para la LMC, aún se utiliza para reducir el crecimiento de las células en la leucemia1,3

Los tratamientos experimentales que se encuentran en desarrollo para la LMC pueden estar disponibles para el paciente si dicho paciente ingresa a un estudio clínico2