Cáncer Metastásico

Las células cancerosas tienen capacidad para salir del tumor y ser transportadas hacia otras partes del cuerpo por la sangre o el sistema linfático. Así, pueden formar nuevos tumores, en otros lugares. Cuando esto sucede, los nuevos tumores se conocen como metástasis y el cáncer de mama es llamado metastásico. Aunque el cáncer se localice en un nuevo sitio del cuerpo, es el mismo tipo de cáncer.

La metástasis del cáncer de mama, puede localizarse con mas frecuencia en los ganglios linfáticos, el hígado, el cerebro, los huesos o los pulmones.

La diseminación del cáncer puede estar presente en el momento del primer diagnóstico o después de una recurrencia.

Para el cáncer metastásico las alternativas de tratamiento son distintas según el tipo de células tumorales, las partes afectadas del cuerpo y, desde ya, las preferencias que usted tenga. Hoy en día existen nuevos medicamentos que no estaban disponibles hace algunos años. Converse con su médico y solicite información sobre las opciones más adecuadas a su situación particular.

¿Cómo se detectan las metástasis?
Sospecha de metástasis

Usted puede sentir molestias en algunas partes del cuerpo (síntomas) o su médico puede detectar ciertos cambios (signos) en su organismo, que pueden indicar la posibilidad de cáncer metastásico.
Para buscar metástasis, su médico puede solicitar varios estudios, como:

Análisis de sangre y orina
Pruebas de función del hígado
Estudios por imágenes: de rayos X, ecografías, tomografía computarizada o resonancia magnética nuclear, u otros según su caso.
Biopsia de tejidos. Más información en la sección “Diagnóstico del cáncer de mama”


Factores que indican posible mejor respuesta al tratamiento
Libre de cáncer de mama durante 2 años, 5 años es aún mejor
Resultado positivo para receptores hormonales (ER+, PR+)
HER2/neu ausente (la expresión de esta proteína indica un cáncer mas agresivo)
Respuesta positiva a la terapia hormonal o la quimioterapia previas
Sitio único de metástasis
Sitio aislado de metástasis (pared torácica o ganglios linfáticos circundantes)
Las metástasis no afectan cerebro, hígado ni pulmón

¿Cómo se trata el cáncer de mama metastático?

El objetivo del tratamiento para el cáncer de mama metastásico es prolongar la vida, con la mejor calidad de vida, durante el mayor tiempo posible. Esto significa intentar la remisión del tumor, con el mínimo posible de efectos secundarios de la terapia, aliviar los síntomas y manejar el dolor.
Existen muchos tipos diferentes de tratamiento que pueden ayudar a que el cáncer de mama entre en remisión, y proporcionar un tratamiento paliativo (tratamiento para reducir el dolor y producir alivio de los síntomas).

Los tratamientos están dirigidos localmente a un área del cuerpo (cirugía o radiación) o puede involucrar todo el cuerpo (quimioterapia, terapia dirigida u hormonal).


Apoyo emocional
Afrontar el diagnóstico de cáncer, y quizás de cáncer metastásico desde el primer momento, es un gran desafío. Es fundamental que usted encuentre la forma de expresar sus emociones y sentimientos, sean estos de incredulidad, frustración, enojo, tristeza o miedo.
La familia y los amigos son buenas elecciones para acompañarlo y brindarle apoyo emocional. Sin embrago, con frecuencia no saben cómo hacerlo. Explíqueles que solamente la/lo escuchen, que desea compartir sus preocupaciones, miedos, esperanzas y sueños con ellos. Su comunidad religiosa o espiritual también puede ser una fuente de apoyo.

La participación de un psicólogo o de un psiquiatra también puede ser valiosa para ayudarlo a sobrellevar la enfermedad y su tratamiento.

Grupos de apoyo
Muchas personas encuentran bienestar emocional en grupos de apoyo. Quienes concurren a estos grupos comprenden completamente por lo que usted está pasando, al compartir una experiencia similar. Los grupos suelen reunirse en el centro para el tratamiento del cáncer, pero muchos se forman en la comunidad, a través de redes sociales. Así, se comparten estrategias de lucha, batallas y triunfos, y la forma en que cada persona responde al cáncer. Solicite a su médico información sobre grupos de apoyo en su área o en Internet

Aspectos sobre el final de la vida
Es muy difícil afrontar una enfermedad terminal. Usted puede elegir combatir su cáncer con cada tratamiento posible, sin la preocupación por los efectos secundarios, o puede preferir manejar únicamente el dolor y utilizar su tiempo para completar sus metas personales específicas. No existe una forma correcta ni única para manejar el cáncer de mama metastásico. Hable acerca de sus deseos y preferencias con su equipo médico y su familia.

Temas que se deben discutir:
• Cuándo suspender el tratamiento
• Cuándo ingresar al tratamiento institucional o en internación
• Tratamiento para los niños
• Otorgamiento de un amplio poder notarial (alguien que pueda tomar las decisiones legales por usted, cuando usted ya no pueda hacerlo)
• Instrucciones específicas con respecto a los esfuerzos para prolongar la vida
• Testamento (documento legal para distribuir sus pertenencias personales después del fallecimiento)
• Arreglos funerales

“Si el miedo al cáncer evita que usted continúe progresando, disfrutando la vida, estar con los seres queridos, reírse, entonces el cáncer habrá ganado, aún si el cáncer nunca regresa. Pero si usted retoma su vida, aún cuando el cáncer regrese no habrá ganado, porque USTED, la PERSONA, sobrevivió.”

Dra. Lisa Weissman, en www.breastcancer.org