Las células normales crecen y se dividen en una forma esperada. Cuando las células en alguna parte del cuerpo empiezan a crecer fuera de control, pueden formar masas o tumores. Los tumores malignos son conocidos como cáncer o carcinoma, y sus células son especialmente difíciles de controlar.

El cáncer de mama es un tumor maligno que se inicia en las células de la mama. Se encuentra principalmente en las mujeres, pero también los varones pueden presentarlo.

Para comprender mejor el cáncer de mama, es útil conocer las partes de la mama.

La mama tiene glándulas que producen la lecha materna. Estas glándulas se agrupan en lóbulos y conductos (ductos) que transportan la leche desde los lóbulos hacia el pezón. También hay tejido graso y de sostén (llamados tejidos blandos o conectivo), vasos sanguíneos, ganglios y vasos linfáticos.

La mayoría de los cánceres de mama comienzan en las células de los ductos, otros en los lóbulos y algunos en los demás tejidos. Entonces, existen diferentes tipos de cáncer de mama, con células que tienen distintas características. Esta es la razón por la cual es importante que el tratamiento esté dirigido hacia su tipo específico de cáncer.

¿Qué son los vasos linfáticos?

El sistema linfático está formado por los ganglios o nódulos linfáticos, pequeños grupos de células inmunitarias que ayudan a combatir las infecciones y los tumores, y los vasos linfáticos, que conectan estos ganglios y transportan líquido linfático lejos de la mama (similar a las venas que transportan sangre).

Las células del cáncer de mama pueden viajar a través de los vasos linfáticos y comenzar a crecer en los ganglios linfáticos. Los primeros nódulos linfáticos donde el tumor puede crecer están localizados en la zona de la axila. Se llaman ganglios axilares.

Si las células del tumor llegan a los ganglios axilares, también existe la probabilidad de que hayan ingresado en el torrente sanguíneo y se diseminen (sean transportadas) a otras partes del cuerpo. Esto es importante para comprender qué son las metástasis y por qué el tratamiento puede ser distinto en ese caso. Más información en la sección ¿Qué es el cáncer de mama metastásico?”.