Terapia de Radiación

El uso de partículas de elevada energía para destruir las células cancerosas que se encuentren en la mama o en el área de la axila se conoce como terapia de radiación, también puede usarse para metástasis.

En forma típica, se administra 5 días por semana, durante varias semanas. No es dolorosa, y los efectos secundarios más frecuentes son: fatiga y “quemaduras de sol” en el área que recibe la radiación. El uso de cremas especiales puede ayudar a mantener la piel afectada bien humectada.